Qué alimentos evitar para los cólicos de tu bebé. Hasta los 5 meses de edad, los cólicos son un problema diario para el bebé y un dolor de cabeza para sus padres. Por esta razón, desde Porumba hemos pensamos en una lista de alimentos que causan cólicos en el bebé para que podamos evitarlos.

La razón exacta detrás de esta aparición de dolor aún se desconoce. Sin embargo, algunos expertos afirman que ciertos alimentos contribuyen al empeoramiento de los cólicos. 

Cualquiera que sea la razón de este malestar, es importante tener en cuenta lo que dicen los médicos.

En este artículo, vamos a dar una lista de 6 alimentos que debes intentar evitar para mejorar los cólicos de tu bebé.

¡Sigue leyendo y compruébalo!

6 alimentos a evitar para los cólicos de tu bebé

1. Leche

Leche

No nos referimos a la leche materna, sino a la leche de vaca, la cual contiene una proteína totalmente diferente a la leche de las madres y que puede causar una reacción adversa en el organismo de los pequeños.

La formación de gases y el aumento de las deposiciones son algunos de los ejemplos de estos efectos secundarios que, a su vez, acaban provocando calambres.

Los nutrientes y sustancias absorbidos por la madre pueden pasar al bebé durante la lactancia. Por lo tanto, se recomienda no tomar demasiada leche y darle al bebé exclusivamente leche materna salvo recomendación médica.

2. Chocolate

chocolate

El chocolate también pueden contribuir al cólico del bebé. La razón de esto está relacionada con las proteínas de la leche, ya que este es uno de los ingredientes para la fabricación de muchos tipos de chocolate.

La cafeína, presente en pequeñas cantidades en los granos de cacao, es otra sustancia que puede estar relacionada con el malestar. Entonces, controla el consumo de este alimento, al menos mientras estás amamantando.

3. Legumbres

Legumbres

Las lentejas, los guisantes, la soja, las alubias y otras legumbres son alimentos que tienen ciertos tipos de carbohidratos que el cuerpo tiene dificultad para absorber, lo que puede causar fermentación en el intestino.

Si la flora intestinal de la madre es un poco frágil, esta fermentación tiende a ser aún mayor, pudiendo pasar al niño por la lactancia.

Por ello, lo ideal es que reduzcas el consumo de estos alimentos, sobre todo si te provocan algún malestar estomacal, por leve que sea.

4. Verduras crucíferas

Verduras crucíferas

A pesar de que se recomiendan como parte de una dieta saludable, las verduras crucíferas como el brócoli, la col rizada y el repollo pueden pasar sus características a la leche materna.

El azufre presente en estos alimentos provoca un aumento de gases, tanto en la madre como en el bebé, que recibe esta sustancia durante la lactancia, favoreciendo los cólicos.

5. Carnes rojas

Carnes rojas

Debido a que pasan por un proceso de digestión más prolongado, las carnes rojas también forman parte de los alimentos que provocan cólicos en el bebé. Aquí se da prácticamente el mismo problema que con las legumbres: la fermentación en el intestino.

Sin embargo, cabe mencionar que no existe evidencia científica ni documentada que sustente esta hipótesis. Los expertos recomiendan solo el sentido común por parte de las madres.

En general, presta atención a los alimentos que te causan molestias y luego reduce o incluso evita su consumo. Es necesario comprender que su dieta interfiere con la calidad de la leche materna. Así que no está de más tener cuidado con lo que consumes.

6. Café

Café

La culpa aquí no es del café en sí, sino de la cafeína, como ya hemos comentado. Este compuesto en realidad no causa calambres. Lo que pasa es que, por ser un estimulante, puede agitar aún más al niño, dificultando el problema.

Para concluir, ten en cuenta que el cólico es parte del proceso de desarrollo del sistema digestivo del bebé. Aunque no es agradable ver al niño con estas molestias, su salud no corre peligro.

Procura mantener la calma, siempre, y recuerda que todo pasará. Sin embargo, no dudes en buscar ayuda médica si el problema persiste después de seis meses.