Cómo lidiar con el estrés del embarazo. Las presiones en el trabajo, en tu familia o en tu relación, además de las hormonas del embarazo, pueden hacer que te sientas emocionalmente agotada.

En otro artículo ya hemos hablado sobre cómo lidiar con el miedo a ser madre y, aunque algunos consejos son similares, debemos tener en cuenta que el embarazo  será un periodo mucho más prolongado con exigencias distintas.

Por esta razón, desde Porumba vamos a explicarte cuáles son las causes del estrés en el embarazo, sus efectos y como combatir con este tipo de estrés. ¿Comenzamos?

Causas del estrés en el embarazo

Causas del estrés en el embarazo

Cuando ya experimentas las emociones provocadas por las hormonas del embarazo, los pequeños problemas pueden parecer mucho más grandes. Por muy estable que pueda parecer la mujer embarazada, el momento es realmente delicado.

Los últimos años, los científicos han intentado comprender los efectos del estrés materno sobre el feto durante el embarazo. Los estudios demuestran que los bebés son muy sensibles al estrés psicológico de la madre. Por ejemplo, el estrés, la ansiedad y la depresión de la madre pueden afectar la respuesta inmunitaria del bebé y se han relacionado con el desarrollo de asma infantil.

La buena noticia es que existen varias formas sencillas y prácticas de reducir sus niveles de estrés y mejorar su resiliencia emocional.

Qué es la resiliencia emocional y cómo construirla

Qué es la resiliencia emocional y cómo construirla

La resiliencia emocional es la capacidad de adaptarse a las tensiones externas: cuanto más resistente emocionalmente, más preparada está una persona en tiempos de crisis.

Mientras que algunas personas enfrentan naturalmente los desafíos de la vida a su propio ritmo, para otras, los problemas emocionales e incluso el estrés cotidiano pueden ser más desafiantes. Pero para ambos, es posible fortalecer la resiliencia emocional.

Técnicas recomendadas:

  • Observa tus emociones y lidia con ellas de frente. Trata de escribir lo que sientes y cuándo lo sientes. Puede ayudarte a notar patrones de pensamiento negativos.
  • Pasa tiempo con amigos regularmente. Un problema compartido se reduce a la mitad, y escuchar la perspectiva de alguien que te conoce y te ama puede ser invaluable.
  • Dedica parte de tu energía a un pasatiempo o interés. Además de ayudarlo a relajarse, puede darle la oportunidad de usar su voz interior positiva para aumentar su confianza.
  • Práctica decir lo que piensas. Esto puede requerir coraje, pero si algo te molesta, es mejor abordarlo rápidamente (y con calma) en lugar de dejarlo crecer.

Consejos para lidiar con el estrés del embarazo

Nuestros cuerpos y mentes están vinculados, lo que significa que existen muchas formas físicas y prácticas de reducir el estrés del embarazo:

  1. Haz ejercicio regularmente: El ejercicio durante el embarazo alivia el estrés y tiene muchos beneficios tanto para la madre como para el bebé.
  2. Descansa mucho: acuéstate temprano y toma una siesta si es necesario.
  3. Agrega muchas grasas saludables a tu dieta: Los omega-3 y -6 mantienen la función cerebral y se pueden encontrar en alimentos como el pescado azul, las nueces y los aguacates.
  4. Mantente bien hidratado: Si tienes dificultades para pensar con claridad, podría ser deshidratación.
  5. Considera abandonar la cafeína por completo si es propenso a la ansiedad o la depresión. Es un estimulante que puede desencadenar síntomas.
  6. Practica el positivismo: Tómate cinco minutos por la mañana para pensar positivamente sobre tu día y lo que esperas lograr. Para terminar el día, dedica cinco minutos a reflexionar en las cosas buenas que sucedieron.