El momento del parto suele causar muchos nervios entre las madres embarazadas. Por esta razón, definir como quieres que ocurra es una buena solución para llegar a ese día con la mayor tranquilidad posible.

Hay quienes prefieren improvisar y dejarlo todo en manos del destino. No obstante, si eres de esas personas que necesitan tener lo todo controlado, te recomendamos que crees un plan de parto.

El Plan de Parto es un documento en el que la madre explica punto por punto su planificación para el momento del parto, orientando al equipo médico ya la unidad de maternidad sobre el camino que quiere recorrer en los diferentes momentos del parto.

Cómo hacer un plan de parto paso a paso

1. Comenzar con el plan lo antes posible

Comenzar con el plan lo antes posible

Pensar el Plan de Parto con antelación hace que la madre tenga más tiempo para investigar, hablar con las que ya han pasado por el parto y para cambiar de opinión antes de que se produzca el momento.

Por eso es importante comenzar a investigar y estudiar temprano, sin prisas y con la posibilidad de cambiar de opinión en el camino.

2. Incluye a tu pareja

Incluye a tu pareja

Desde hace bastante tiempo, el protagonismo de la pareja ha cobrado relevancia dentro de la sala de parto.

Su presencia aporta confianza a la madre y ayuda a crear lazos aún más fuertes con el pequeño.

Así, desde el principio, tu pareja se sentirá incluida y relevante en este proceso y obtendrás un apoyo que marcará la diferencia.

3. Habla con tu médico

Habla con tu médico

De nada sirve planear un millón de cosas para el momento del parto sin hablar primero con tu médico. La decisión siempre será tuya, pero hay que tener en cuenta las cuestiones médicas.

Habla con él sobre lo que piensas de cada paso. Analiza las posibilidades y ajusta tu deseo a lo que le recomiende tu ginecólogo.

Vale la pena recordar nuevamente: la decisión de cómo será el parto es SIEMPRE de la madre, pero escuchar al especialista es fundamental para prepararse de manera efectiva y segura.

4. Investiga diferentes hospitales

Aunque la madre decida dar a luz en casa (siempre acompañada de los profesionales necesarios), tener un hospital o médico cerca en caso de urgencia es importante para la tranquilidad de todos.

Evaluar cómo se comporta el hospital en todos los aspectos necesarios: como la presencia de acompañantes, permiso para moverse durante el parto, a cuanta distancia se encuentra de tu residencia, que tipo de tecnología tiene el hospital y otros muchos, es relevante para elegir el mejor lugar para dar a luz.

5. Comienza el plan sin miedo a cambiarlo

Comienza el plan sin miedo a cambiarlo

Después de mucho investigar y hablar, llegó el momento de escribir tu plan de parto por primera vez, aunque difícilmente será el último.

Un buen número de mamás acaban cambiando de opinión una o dos veces sobre un punto u otro del plan. Y esto es muy natural, ya que a medida que avanza el embarazo, la madre se vuelve aún más consciente de sus deseos, de la salud del bebé y de sus propias condiciones para el parto.

Por lo tanto, no tengas miedos ni dudas si tienes que repensar algún punto del plan nuevamente.

6. Ten en mente un plan B

Considera siempre un Plan B y prepara ese plan también. ¡Nada mejor que estar seguro y preparado para cualquier situación que se presente!

Es muy importante que la madre entienda que, por más que el Plan de Parto sea perfecto y esté bien preparado, en el momento de la verdad, pueden ocurrir mil cosas que se escapen de nuestro control.

7. Prepárate para tu Plan de Parto

Prepárate para tu Plan de Parto

De nada sirve elegir un parto normal y no mantener la alimentación, no investigar sobre la respiración, no decidir si quieres o no anestesia… Tener un Plan de Parto significa seguir unos pasos previos que te permitan ejecutar el plan de forma lógica.

Y, como hemos dicho antes, no te alarmes si el gran día tu bebé decide que todo va a ser diferente. Mantén la calma y trae a tu bebé al mundo con amor.

¡Cuanto antes se empiece a pensar el Plan de Parto, más posibilidades hay de que se haga realidad!