18 consejos básicos para mamás primerizas

18 consejos básicos para mamás primerizas. Cuanto más se acerca la fecha del parto, mayores son los miedos y la ansiedad de las mamás primerizas. Planificar cómo será el parto, qué llevar a la maternidad, cómo será el posparto y desear que todo salga según lo previsto.

Después del nacimiento del bebé, comienza otra etapa: el sentimiento de culpa y las dudas constantes sobre qué hacer cuando el bebé no deja de llorar, cuando duerme demasiado y cuando amamanta demasiado o demasiado poco.

Con tanta gente dando su opinión, es común que aumente la inseguridad y que hagas comparaciones, dejándote con la horrible sensación de que no estás haciendo un buen trabajo. Mantén la calma, todo esto pasará. Con algunas buenas pautas, te sentirás más segura al cuidar a tu bebé.

Para ayudarte, hemos preparado una lista de 18 consejos para madres primerizas, desde el final del embarazo hasta los primeros meses del bebé, que te facilitarán mucho la rutina.

18 consejos básicos para mamás primerizas

Con estos consejos, te aseguramos que la nueva vida de mamá te resultará un poco más sencilla. Recuerda disfrutar de tu bebé en todo momento, ya que estos meses pasan muy rápido y los añorarás. ¿Estás preparada?

1. Haz un plan de partoplan de parto

El parto, es sin duda, el momento en el que comienza tu realidad con la maternidad. Este evento tan importante debes planificarlo junto con tu obstetra para definir el tipo de parto (vaginal o cesárea), observando las condiciones de salud del bebé y la tuya propia.

El propósito del plan de parto es delinear las pautas básicas de lo que quieres tener o hacer durante el trabajo de parto como:

  • Si deseas o no epidural.
  • Si quieres escuchar música.
  • Quién será tu acompañante.
  • La posición en la que deseas dar a luz.
  • Si prefieres camilla o piscina.

2. Visita el hospital

Aunque ya tengas una idea de dónde nacerá tu bebé, visitar la sala de maternidad es una buena idea para prepararte y reducir la ansiedad.

Traza diferentes rutas para estimar el tiempo que tardarás en llegar allí, si hay aparcamiento o es mejor coger un taxi. Pocas maternidades tienen las instalaciones para dar a luz en la bañera, así que si quieres tener un parto en estas condiciones, tendrás que buscar un hospital que cumpla con tus expectativas.

Es importante que despejes todas tus dudas sobre la atención en el hospital. Saber cuál es el protocolo si, al llegar al hospital, no hay cama en el momento, o como son las salas de preparto.

También te puede interesar  5 cosas que debes tener en cuenta si quieres tener un hijo

3. Descansa antes del parto

Descansa antes del parto

Es complicado dormir cuando tienes una barriga tan grande y pesada. Además, debes añadir los nervios y ansiedad que sufres al saber que queda muy poco para tener a tu bebé en brazos. Sin embargo, incluso si no puedes dormir bien, es importante que descanses tanto como sea posible.

Necesitarás mucha energía para el parto y, la primera semana con el bebé en casa, es bastante agotadora. Habrá muchas novedades y adaptaciones, por lo que debes ahorrar algo de energía y estar preparada.

4 . Gastos médicos

La mayoría de las vacunas que tu bebé necesitará durante el primer año de vida está financiado por la Seguridad Social. Aun así, hay algunas vacunas que son altamente recomendables administrar a tu hijo que no tienen ningún tipo de financiación y son bastante caras.

Por esta razón, debes tener planificado un pequeño colchón para gastos médicos que pueden derivar de traer una nueva vida al mundo.

5. Células madreCélulas madre parto

Este es un tema bastante desconocido aún, pero las células madre que están presentes en la sangre y el tejido del cordón umbilical, tienen un gran potencial de uso médico en el tratamiento de diversas enfermedades como la leucemia. Así que uno de los mejores consejos que podemos dar a las mamás primerizas es guardarlas.

La recogida de material se realiza inmediatamente después del parto, sin riesgo para el bebé ni para ti. El procedimiento es simple, indoloro y toma menos de cinco minutos.

6. Acepta ayuda

Acabas de pasar por un parto, un evento muy importante y de gran esfuerzo para tu cuerpo. Ahora tienes un bebé que te necesita todo el tiempo así que no dudes en pedir ayuda a tu madre, a tu pareja, a tu suegra, a tu hermana, a tu cuñada, a tu mejor amiga y a quien esté cerca. Pídeles que te ayuden a mantener la casa limpia, la nevera llena o a cocinar. Necesitas descansar, ser madre y mantener tu vida en orden y es normal que tú sola no puedas llevar todo a cabo.

7. Mantén la calma ante el llanto del bebécalma ante el llanto del bebé

El llanto es la única forma que conoce el bebé para comunicarse, es el único lenguaje al que tiene acceso y ten por seguro que lo utilizará.

Es común que una madre primeriza piense que el niño tiene hambre, cólicos o dolor . Sin embargo, podría ser solo aburrimiento, inseguridad y ganas de estar sobre tu regazo. El mundo es un lugar nuevo para el bebé y los estímulos pueden estresarlo. Extraña el calor del útero y, la mayoría de las veces, solo necesita saber que tú estás ahí.

No dudes en abrazar, besar y reír con tu bebé, esto fortalece el vínculo entre vosotros.

8. Acuesta al bebé siempre que tenga sueño

Parece una tontería, pero a un bebé cansado le cuesta más dormir. Si un bebé no duerme lo suficiente está más irritable y la situación se puede volver bastante agotadora. Así que, en cuanto bostece, rasque los ojos y dé las primeras señales de que quiere dormir, mételo en la cuna y deja que se duerma. Poner música relajante y reducir la luz ambiental puede ayudar en esta tarea.

Sin embargo, es importante que durante las siestas diurnas el bebé no esté en un ambiente completamente oscuro, para que se acostumbre al día y a la noche.

También te puede interesar  Cómo lidiar con el miedo a ser Madre

9. Duerme siempre que puedasDuerme siempre que puedas

Este es uno de los mejores consejos para las mamás primerizas. En los dos primeros meses, el bebé mama con mucha frecuencia, ya que su estómago es bastante pequeño.

Además, tendrás que cambiarle los pañales con bastante asiduidad sin olvidar los baños y atenciones básicas. A esto añade tus propias necesidades: bañarte, alimentarte,… Y las obligaciones sociales como recibir visitas, contestar llamadas telefónicas y mensajes.

Como puedes ver, cualquier pequeña oportunidad que te ofrezca el pequeño para dormir debes aprovecharla. Y recuerda que primero estáis vosotros, por lo que si tienes que rechazar una visita ¡hazlo!, la gente te entenderá.

10. Aprende técnicas para aliviar los cólicos del bebé

El llanto por cólico es uno de los que más asustan a las madres primerizas. El bebé llora fuerte y patalea con fuerza, y ver este sufrimiento en el pequeño puede hacer llorar a la madre

Mantén la calma y respira. Tu agitación no ayuda y hará que el bebé se sienta más inseguro. Investiga y aprende algunas técnicas para aliviar los cólicos del bebé, son sencillas y reducen el dolor.

Aún así, los cólicos son parte del sistema digestivo del niño en proceso de maduración y la mayoría de los bebés y las mamás tendrán que pasar por ellos. Algunas técnicas que pueden ayudar a aliviar los cólicos pueden ser:

  • Masaje en la barriguita: se puede realizar desde los primeros días de vida.
  • Baño con agua tibia: El agua tibia calma al bebé y el ambiente acogedor le recuerda el útero.
  • Poner al bebé boca abajo: Esta posición le ayudará con los dolores.
  • Bolsa de agua caliente: Ten cuidado con la temperatura y usa siempre un pañal protector, ya que la piel del bebé es muy sensible.

11. Sal a caminarSal a caminar

No hay motivo para estar encerrada en casa con el bebé durante todos los meses de la baja por maternidad. Tan pronto como el pediatra permita que el bebé salga a caminar que suele ser después del primer mes de vida, realiza pequeños paseos y disfruta de la luz del sol de la mañana para garantizarle al pequeño la dosis necesaria de vitamina D.

El contacto social también es muy importante. Ver a otras personas y hablar con otras madres es importante para que no te sientas tan sola.

En los primeros tres meses es bueno evitar lugares con mucha gente, ya que el pequeño todavía tiene un sistema inmunitario inmaduro y puede coger resfriados y gripes con más facilidad.

12. Organiza el bolso del bebé para las salidas

Las primeras caminatas largas con el bebé las puedes sentir como una aventura. Incluso para la cita con el pediatra es importante contar con algunos elementos básicos para realizar el cambio de pañal y asegurarte de que no sienta frío ni calor. Para que estés preparada para lo que pueda suceder, los artículos elementales son:

  • Pañales desechables.
  • Toallitas húmeda.
  • Crema para el cambio del pañal.
  • Toallitas.
  • Una o dos mudas de ropa, según la temporada. Siempre es importante tener una muda de ropa más fresca y más abrigada para que no te coja desprevenida los cambios de temperatura.

13. Pide ayuda si tienes dificultades para amamantarPide ayuda si tienes dificultades para amamantar

La lactancia materna puede ser más difícil para algunas mujeres que para otras. Después de todo, esta es la primera vez que ambos, tú y tu bebé, lo van a realizar. No te avergüences ni te sientas culpable si necesitas más tiempo para tener una alimentación tranquila y feliz.

También te puede interesar  Cómo organizarse después del parto

La lactancia materna es muy importante para la salud y el desarrollo del pequeño. Así que, por difícil que parezca, merece la pena insistir y pedir ayuda a los profesionales de la maternidad , incluso después del alta.

Si no quieres dar el pecho o no puedes, no hay razón para sentirse frustrada. Lo importante es que tu bebé esté bien alimentado y obtenga los nutrientes que necesita para crecer sano .

14. Involucrar a papá en el cuidado del bebé

Por lo general, a los padres les lleva más tiempo acostumbrarse al bebé, que solo después del nacimiento se vuelve real para ellos. Involucrar al papá en el cuidado del recién nacido es importante para fortalecer los lazos entre ellos y reducir tu fatiga.

15. Aceptar y crear una rutina para el bebécrear una rutina para el bebé

Cada bebé tiene su propia rutina y debes adaptarte a ella. Con el tiempo, conocerás mejor su horario y también podrás crear espacios para el tuyo.

Es muy importante crear una rutina para el bebé; Establece una hora para el baño, para tomar el sol, y no olvides las siestas durante el día y la hora de acostarse , ya que esto es importante para que tu bebé se sienta seguro, más tranquilo y menos irritado.

16. Vuelve al trabajo sin culpa

Si quieres retomar tu carrera al finalizar la baja por maternidad, hazlo con total tranquilidad. Créeme: es mejor para el bebé tener una madre satisfecha que trabaja fuera de casa que tener una madre a su lado a tiempo completo porque ha dejado atrás una parte importante de su vida.

17. Intercambia ideasHablar con otras madres

Este es tu primer bebé, no hay vergüenza en no saber cambiar bien un pañal o querer llorar con él. Hablar con otras madres y ver cómo afrontan los pequeños dilemas del día a día puede ser muy esclarecedor e inspirador para tu día a día.

18. Acepta tus imperfeccionesAcepta tus imperfecciones

Aunque este es el último elemento de la lista, es el más importante de todos. Ten en cuenta que no existe «la supermamá». No puedes prever todas las situaciones de riesgo ni evitar todos los dolores de tu hijo.

Seguirás cometiendo muchos errores, no solo durante los primeros meses o años de la vida de tu hijo, sino durante toda tu vida. Después de todo, eres humana y, por esa razón, eres falible, como todos los demás. Lo importante es no desesperarse, vigilar a tu hijo con atención y no tener miedo de cambiar de estrategia cuando sea necesario.

Si tienes que llorar, ¡llora!. Esto ayuda a aliviar el estrés y recuperar el control de la situación. Ser madre es desafiante y maravilloso incluso para las mujeres que han pospuesto la maternidad, este momento es de aprendizaje y crecimiento.

Esperamos que estos 18 consejos básicos para mamás primerizas te ayuden a calmarte y tranquilizarte. Ser mamá es un desafío que te va a traer la mayor alegría del mundo. Desde Porumba te deseamos mucha suerte.